SANTA MARÍA EMPATÓ EN EL DEBUT DE LA COPA FEDERAL


Desde las 14 horas en cancha de Victoria, Santa María de Oro F.C. daba inicio a su participación en la Copa Federal Femenina 2021 ante Unión de Crespo. Fue empate 3 a 3. La terna encargada de impartir justicia llegó desde Gualeguaychú, y estuvo integrada por el árbitro Darío Ávalos, y sus asistentes Lautaro Pralong y Ariel Gibaud, de correcto arbitraje.

 

 

Ávalos daba el pitazo inicial para que comenzara a rodar el balón, y a los 3 minutos de iniciado el partido Santa María de Oro F.C. se ponía arriba, desbordaba por la izquierda del ataque Florencia Mesistrano y enviaba un centro que terminó colándose en el ángulo para convertir un golazo ante la sorprendida mirada de la arquera crespense Gisela Llul.

 

Ante el gol tempranero, el “Verde” comenzaba a tomar contacto con la pelota y generar juego en el mediocampo, yendo en busca de la igualdad sin tener llegadas claras para marcar. Pero a los 17 minutos una jugada por el eje de la cancha, que la pelea Escobar y de cabeza asiste a Fátima Areguatí, y la goleadora santa no desaprovechó la oportunidad de anotar en el marcador. El Santo era oportuno y efectivo, se ponía dos a cero, para alegría del público presente, que se acercó en buen número al “Corralito del Sur”.

 

El partido de allí en más sería de ida y vuelta, dónde las locales tuvieron oportunidad de aumentar la ventaja y no fueron finas a la hora de definir. Por el lado del equipo visitante tuvieron un par de llegadas que hicieron lucir a la arquera Azul Muzio.

 

Santa María seguía yendo al ataque y tanto ir tendría su beneficio, a los 40 minutos un remate de Areguatí daba en la mano de la defensora Güttlein y era claro penal, el que María Escobar se encargaba de cambiar por gol. Las dirigidas por Oscar Rodríguez se iban al descanso tres a cero arriba.

 

Comenzaba la segunda etapa, y esta vez el gol tempranero sería de la visita convertido de penal, con muy buena ejecución de Luisina Grinovero. El equipo dirigido tácticamente por Damián Neif, achicaba distancias, y recuperaba confianza.

 

Unión fue en busca de más, inclinando la cancha a su favor, con el buen juego que disponían en el mediocampo Arce y Grinovero. Aprovechando las ventajas que encontraba por la banda derecha del equipo local desde el mediocampo hacia atrás.

 

Santa María no podía hacer pie en el mediocampo, pero seguía intentando ir para adelante, tendría una serie de oportunidades para liquidar el partido, pero la puntería de sus delanteras no estuvo acertada.

 

La que no se equivocaba era Grinovero, que a los 27 minutos de la segunda etapa, encontraba boyando una pelota fuera del área y con un potente remate de derecha convertía el segundo del cervecero. Unión presionaba y quería ir por más.

 

A los 37 minutos se paraba el juego para que ingresara el personal médico y pudiera atender a la muy buena defensora central Aneley Güttlein, quién debió abandonar el campo de juego por un importante sangrado en sus fosas nasales. Darío Ávalos detuvo el partido durante cinco minutos y esto parecía que le vendría bien al Santo para enfriar las cosas.

 

Una vez reanudado el juego, el colegiado adicionó diez minutos más de juego, y allí vendría lo inesperado. A dos minutos del final, un nuevo bombazo de afuera del área de Grinovero, y el partido quedaría empatado hasta el pitazo final.

 

Santa María pudo haberlo liquidado, pero no lo hizo, Unión fue a buscarlo y lo logró. Oscar Rodríguez deberá trabajar en la semana ya pensando en Mariano Moreno a quién visitará el próximo sábado en Paraná.